Inaugurado el nuevo centro de documentación sobre el Nacionalsocialismo en Múnich


Coincidiendo con el 70º aniversario del final de la segunda guerra mundial, los amantes de la historia del siglo XX que se pasen por la ciudad de Múnich ya tienen a su disposición un nuevo centro de documentación sobre el Nacionalsocialismo (NS).

Si Alemania es conocida por algo en especial, y no hablamos ni de cerveza ni de Wurst, es por el tratamiento de su pasado histórico reciente. Aún habiendo empezado tarde (en acabar el conflicto muchos prefirieron el silencio y el olvido forzado) y tener sus defectos (los juicios de Núremberg fueron inéditos y ejemplares considerando la época, no obstante muchos nazis y colaboradores nunca fueron juzgados), hay que reconocer el esfuerzo que tanto instituciones públicas como asociaciones civiles han hecho para documentar el período e homenajear las víctimas del NS.

Como dicen los alemanes, es su manera de rendir cuentas con el pasado, proceso que hoy en día continua, especialmente en los programas educativos de secundaria (se dedican tres cursos a estudiar todos los hechos históricos y sus consecuencias, a parte de ser obligatoria la visita a un campo de concentración en horario lectivo).

Con la inauguración de este nuevo centro de documentación, el segundo después del de la ciudad de Colonia, Múnich se enriquece de un espacio único donde se trata en profundidad la relación de la metrópoli con el NS. Y no es casualidad que haya sido en esta ciudad del sur de Alemania donde se haya decidido ubicar el nuevo edificio ya que si Berlín fue la ciudad de la agonía y la fragmentación, Múnich fue la cuna y la capital del movimiento (este último título le fue otorgado oficialmente por el mismo Adolf Hitler en 1935).

Pero qué papel jugó realmente la capital bávara en la fundación, el auge y la carrera imperialista bélica del partido nacionalsocialista (NSDAP)?

imatge2

Para responder esta y otras preguntas el edificio cuenta con cuatro plantas (tres de exposición permanente y una de exposición temporal) ordenadas cronológicamente, donde se analizan diversos hechos (publicaciones en prensa, carteles propagandísticos, documentos legales, fotografías, vídeos,…) y se intenta construir una relación de causa-efecto aunque como en todos los hechos históricos, el resultado final es una amalgama de situaciones que coinciden en espacio y tiempo.

La visita empieza en la cuarta planta, dedicada a las consecuencias que la gran guerra (1914-1918) tuvo sobre Múnich y Baviera en general. Como punto de partida sirve bastante para situarse en el contexto histórico y ver las diferentes fuerzas e intereses presentes en la época. La caída de la monarquía y la declaración del estado libre de Baviera (1918), juntamente con la proclamación de la república de Weimar en toda Alemania (1919) y el tratado de Versalles (1919) eran todos ellos ya elementos suficientes para crear un polvorín. Si a todo esto además le sumamos los efectos de la revolución rusa (1917) es fácil dibujar una imagen de gran inestabilidad e incertidumbre política, muchos cambios bruscos en poco tiempo para una población de carácter más bien conservador.

Continuando con el recorrido, la siguiente planta (1919-1932) se adentra en la evolución del partido de los trabajadores alemanes (DAP: Deutsche Arbeiterpartei) y de como Adolf Hitler devino su líder, refundándolo en 1921 en lo que pasaría a ser el NSDAP (Nationalsozialistische Deutsche Arbeiterpartei). Un partido minoritario de tendencias racistas y antisemitas que con Hitler y su retórica empezó a ser conocido no solamente en Múnich sino también en el resto del país. El momento culminante de este período fue el llamado Putsch de Múnich o intento de golpe de estado (1923) liderado por el propio Hitler, el cual fracasó estrepitosamente y provocó su detención.

 

 Diez años después el NSDAP obtendría un 37.3% de los votos en las elecciones federales con Hitler como candidato y éste sería proclamado posteriormente canciller de Alemania. La muestra contextualiza este ascenso y aporta material gráfico y escrito donde, entre otros hechos, se demuestra el continuado apoyo, moral y económico, que la burguesía dio al dictador. La crisis económica mundial jugó también un papel decisivo provocando una alta inflación y haciendo que cada vez más, la clase trabajadora buscara soluciones desesperadas y depositara su confianza en la figura de un salvador.

imatge6

La exposición permanente concluye con la última etapa del NS en la que Hitler se convierte en canciller de Alemania y empieza el terror (1933-1945). Se intenta describir el día a día de la población general, totalmente inmersa en la propaganda, y de como el régimen nazi intentó entrar en la vida privada de los ciudadanos creando organizaciones sociales para el ocio y obsequiándolos con bienes embargados de judíos. Esta dicotomía de la sociedad entre una parte privilegiada de población favorecida por todo el aparato NS y los horrores que vivía la otra (presos políticos, homosexuales, gitanos, judíos,…) muestra los grises que todo período histórico tiene y de como la perspectiva sobre un mismo hecho puede ser totalmente diferente dependiendo de quien la viva.

A parte de la represión generalizada y de la violencia constante del momento, es importante destacar el papel de la resistencia política, la cual nunca desapareció aún después de acumular fracasos a lo largo de los años. De la documentada en el centro destacamos la de los hermanos Scholl, dos universitarios con suficiente valor para repartir panfletos antifascistas aún perdiendo su vida en ello, comunistas que siguieron publicando diarios dentro de sus posibilidades y escritores locales como Thomas Mann, siempre crítico con el régimen.

Sin duda este centro de documentación es un paso adelante y un acto de justicia universal, un lugar donde aprender con documentos verídicos e historias personalizadas (para ampliar la información hay un centro de aprendizaje en la planta -1 del edificio). Múnich es heredera de un pasado duro y trágico pero olvidar no es la solución y realmente es una satisfacción que el gobierno municipal, regional y estatal hayan apostado por hacer realidad un proyecto de esta magnitud, no solamente por el conocimiento que pueda llegar a albergar sino por lo que un sitio así representa para un país como Alemania y para el resto de países que haría falta que siguieran sus pasos.

                                                                              Rosa Mª Torrademé
rtorrato7@gmail.com

Links (solamente en inglés y alemán):
http://www.ns-dokumentationszentrum-muenchen.de/centre

propaganda_antijueva

Otros artículos de Rosa Mª
Notas sardas | Paolo Angeli
Por idea, y para las señoras, zurdo
Porteu-vos bé o en comptes de St Nicolau vindrà el Krampus

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s