Vuelve el MiniPop


Català

¡Toque de salida! Arranca la novena temporada de Cultius Culturals con más artículos, secciones en las redes, podcast, etc. De momento un pequeño cambio: artículos mensuales, para poder llegar a todo.


Empezamos con música, de la mano de Lara Álvarez, que lleva ya seis años acompañándonos y descubriéndonos lo bueno y lo último en las novedades del indie español.

Hoy os hablamos del MiniPop. Festival de música para familias que nació en 2011 en Tarragona, buscando acercar la música indie del territorio a los pequeños, y haciendo recordar a los padres lo que era ir de festi.

Sí, fuimos al Minipop de Sant Magí. Por la mañana una parte del equipo anduvimos por los talleres y cuenta cuentos ubicados en el Camp de Mart. Mención especial al diseño del cartel, inspirado en el artista abstracto Mark Rothko, con sus campos de colores casi místicos.


Nos relajamos en el ‘Espai Nadó’ a cargo de Tecletes, la Asociación de madres y padres de Tarragona que, desde el 2008, hacen talleres y actividades para los más pequeños. Allí había mantas y elementos Montessori para jugar, así como espacio para diferentes tipos de juego -incluso guerra de agua, y una zona de creps y helados, y hasta una área de bar con música que mezclaban los propios niños.

A las 5 de la tarde, y tras el descanso de la comida abrieron de nuevo los talleres, los músicos iban ensayando para los conciertos de la noche. Un magnífico momento para ver a los niños disfrutar, las familias reunirse, reencontrarse con conocidos e ir saboreando la música que más tarde disfrutaríamos.


A las 19:30h abrieron puertas del recinto del camp de Mart para los conciertos. Y poco a poco la gente se fue reubicando. Con Albert Jordá, músico tarraconense de larga trayectoria para abrir boca; con un sonido intimista, electrónico, pop muy agradable, con cinco discos en solitario, que a la par que la gente iba entrando al recinto y la tarde iba cayendo, hizo un repaso por su más que notable trayectoria, y presentando sobre todo, su último single, nacido de esta pandemia, obre els ulls, que hace presagiar que tendremos más material para disfrutar en otras ocasiones.


El segundo plato de la ya noche fue la sorpresa de la jornada, the crab apples. Nos enamoraron ya en la prueba de sonido y confirmaron lo esperado. Tres chicas acompañadas por un batería con una amplia trayectoria en el circuito catalán que venían a presentar su último álbum, CRAP, demostrando actitud, descaro para disfrazarse de cucarachas, fuerza, calidad, mucha calidad, pop rock con sabor muy internacional, cantando en inglés muchos de sus temas, aunque también manejan el castellano o el catalán. Producidas por el músico maestro índie, Víctor Valiente, el cual, por cierto, es sustituido a veces por la guitarrista Laia, cuando no puede girar con nuestros estimados Sidonie, no dudamos que las fronteras serán inexistentes para este grupazo y cuando la vida nos devuelva los festivales, serán un MUST en los carteles, y apostamos por ellas a nivel internacional.

El plato fuerte de este año, sin duda, fue la banda Barcelonesa, Love Of Lesbian, en formato acústico, Santi Balmes, el guitarrista Julián Saldarriaga y el pianista Dani Ferrer llenaron las gradas y provocaron los momentos de baile contenido, brazos en alto, y lo que las medidas sanitarias nos permitieron, con un repertorio alejado del habitual, motivo de éxtasis para los fans más antiguos y exigentes, disfrutar canciones ya caídas de los set list, como las malas lenguas, o niña imantada, versiones tremendas de segundo asalto, Domingo Astromántico, o me amo, o acabar con una joya, un regalo para los muy muy fieles, Shiwa, cantada en su versión catalana mano a mano con el director musical del festival, el inigualable vocalista de Els pets, Lluis Gavaldá. Todo un regalo para los sentidos, toda una medicina para el alma, y la mejor de las propuestas musicales vistas a lo largo de las ediciones de este festival.

Love of Lesbian


La noche ya iba avanzando y acabó con el sinpar Joan Colomo, que hizo disfrutar a sus fieles de su estilo, presentando su último trabajo, disc trist, y haciendo gala de un particular modo de ver la música, de disfrutar el escenario, su sentido del humor, que ya es un clásico en el escenario musical catalán. Pero para muchos al día siguiente tocaba trabajar, que era lunes, así que el recinto se iba vaciando y cerrando esta atípica, pero sin duda exitosa edición del Minipop.
Hablemos de futuro, y es que tuvimos el inmenso honor de intercambiar impresiones con el director musical por la tarde, que se mostró emocionado y muy satisfecho de poder sacar adelante esta edición, y nos garantizó que habrá otra, el año que viene, de la que aún no se sabe localización, pero que se espera tener un espacio fijo para cada año, preparar la edición 2022, y seguir paso a paso, que es lo que nos toca, celebrar cada triunfo, cada concierto, como si fuera el primero, como si fuéramos nosotros los pequeños de cada edición, que vemos cada concierto como el primero de nuestras vidas, y seguimos y seguiremos en ello.

¡Larga vida al Minipop!

Fotos propias, 2021.

Lara Álvarez
Guiomar Sánchez

Otros artículos de Lara

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s