CONFINART 2020 A “LO PARDAL”


Català

Es mi segunda vez de contacto con Guillem Viladot, el farmacéutico de Agramunt, autor de novelas, poeta visual y escrito, escultor, entendido en psicoanálisis, dinamizador cultural e ideólogo del gran espacio de Lo Pardal.

La primera fue la lectura y comentario en artículos de “La ceniza” y ahora que han “tenido la voluntad de poner en marcha un pequeño proyecto virtual” es la segunda, en la que me he sentido interpelado. Hace días que respondo al Coronavirus con creaciones nuevas, tanto escritas como gráficas, y ésta, creo, no deja de ser una modesta resistencia personal dentro de la más importante, la colectiva, que estamos haciendo todos día a día, hora a hora.

Este proyecto del que os hablo es para invitarles a reflexionar sobre esta situación de anormalidad absoluta mediante los lenguajes artísticos, a partir del proyecto confinART. ART en temps de crisi. Ellos lo consideran un tema pequeño, yo lo llamaré comprometido, osado y motivador.

Como dicen ellos mismos en su página web, que es donde podrá ver todas las obras interesantísimas que se reúnen en CONFINART “Durante las dos primeras semanas del confinamiento, nos pusimos en contacto con artistas que han sido, están o estarán -en un futuro cercano, vinculados con la Fundación. La premisa era muy clara: hacernos llegar alguna obra (antigua o producida expresamente para la ocasión) que encajara con algunos de los temas tan recurrentes estos días: la soledad, la enfermedad, la muerte, el mismo confinamiento o todo tipo de pensamientos que se derivan de esta situación… y es por eso que algunos artistas han respondido, diría que entusiásticamente a la propuesta de la Fundación Viladot de Agramunt y Lo Pardal.” “El confinamiento que estamos viviendo, causado por la pandemia del Coronavirus, nos ha llevado a quedarnos en casa y ver alteradas todas nuestras actividades más cotidianas, las laborales y las relaciones con la gente que queremos.” Nos dicen, y creo que con esta gran idea, combatimos la impotencia de la situación.

En el campo del vídeo las obras van desde Vicenç Altaió, donde el poeta y factótum de la Fundació Brossa ofrece sus dotes de jugador –confinado e improvisado- en una acción artística, luchando consigo mismo en un ejercicio ritual de encestar a ningún lugar, en Sostres (2007) de Ester Xargay, con música de Mercè Capdevila, o el de Quim Bonastra, realizado al inicio de la pandemia, donde cuatro filmaciones de rutas, absurdas por irrealizables, montadas demostrando la soledad de las carreteras -como la de calles y plazas- y una velocidad supuesta de nuestros vehículos, que no nos sirve ahora de nada. O “Enmmoblada”, de Olga Olivera-Tabeni. O las de Nora Angarola, en el vídeo que ya vimos en la edición de Embarrat 2019 en Tàrrega y el vídeo de denuncia de Juana Dolores Romero Casanova sobre las condiciones de trabajo de los trabajadores de la limpieza.

La cura, 1998. Guillem Viladot.

En poesía escrita, tenemos a Enric Casasses con Tríptic (marzo, 2020), el texto (en formato receta médica) Viladotiana de Carles M. Sanuy, o el texto de Teresa Ibars, que parece tan actual: “…y cuando estaban a punto de emitir su diagnóstico irrumpieron, como caballos desbocados, los militares del ejército del rey que anunciaron que ellos se harían cargo de todo y que nadie debía sufrir para nada porque ellos, viniera lo viniera de ese “no sé qué” de la princesa, lo controlarían.”.

Dentro de la pintura y el collage, hay ejemplos de la obra Coixinet, de Santi Cabezuelo, donde un cojín con agujas es la réplica exacta del temible Covid, Transgressions de Marta Bisbal Torres, la obra Número 3 de la serie Aforismes exclamatius, de Joana Sánchez Trullols, Confinament (marzo, 2020) de David Ymbernon, y las obras de Riaq Miuq, Carme Riera o Anselm Ros. Y mi modesta aportación titulada Covid 1.

O la obra Ciutats adormides (marzo, 2020) mural hecho por Steven Quiñonez y Nil Nebot.

O en fotomontajes, el de Jordi Rocosa con una máscara, o Apunt de missatge volat que he atrapat avui mateix a la finestra de casa (17 abril), de Jesús Galdón.

¿Y fotografía? También, con Jaume Nebot y Carme Malaret. O en escultura, las variadas piezas de Laura Baringo.

Esto aparte de los incuestionables Guinovart, Hac Mor, Minguet y el mismo Viladot y muchos que no he citado.

Es una de las muestras del momento: tiene el añadido de ser # culturaKm0 y por tan os la recomiendo. El Urgell existe, al igual que todos los eventos que se hacen en Ponent (Lérida).

No se pierdan este intento de expresar con diversas técnicas el confinamiento de ahora con su angustia y la esperanza de futuro.

Albert Claramont

Otros artículos de Albert:

 

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s