Piensa P(L)ensa


Català

Lo primero que me recibe es una fotografía gigante del estudio de Jaume Plensa (Barcelona, 1955), a escala real. Y es desde ahí que se accede a su exhibición, es decir, prácticamente desde su cabeza. Veis las estanterías, las herramientas, algunas pruebas que nos llevaríamos para casa sin pensarlo mucho, cosas que parecen recuerdos y juegos, más herramientas…

Una estructura de hierro y aluminio, “Firenze II” nos interroga rápidamente, y nunca mejor dicho, ya que se trata de un interrogante altísimo que despierta, tan solo verlo, un pensamiento y más que eso, un movimiento imperceptible de la mano hacia la forma, donde podemos leer RÊVE. Y a eso nos dedicaremos, a Soñar. Y cada escultura formula preguntas.

Hemos tenido que esperar demasiado tiempo, veintitrés años parecen una eternidad en arte, para disfrutar del poeta-escultor o escultor-poeta a Barcelona, al impresionante MACBA. Plensa es un escultor que relee, dicen, cada día los versos de William Blake, y que cree que en una espiritualidad, yo diría que más bien actúa a partir de ella: una espiritualidad concebida como la suma de recortes, concepción atada a la que tiene del mundo como una especie de barrio plural, donde “la diversidad enriquece”, una espiritualidad que bebe y pide introspección, de la que nuestro mundo actual rehuye, enfermando personas y sistemas.

20181227_132722
Self portrait with Music – Jaume Plensa. Fotografía: Albert Claramont

Pero ahora ya estamos aquí, y nos quedamos plantados, como todo el mundo, magnetizados por una esfera de tres metros de diámetro, hecha con notas musicales acopladas, y volvemos a tener la misma sensación que tendríamos con un mueble antiguo, sencillo y un poco desgastado por el tacto, esta tentación de alargar la mano y tocar, ni que fuera con la punta de los dedos. “Self portrait with music” se llama esta obra, y es una de las más impactantes del recorrido, cercada por todos los asistentes diversas veces, inspeccionada minuciosamente de muy cerca y admirada desde la distancia.

Me esperan piezas de volúmenes cálidos, por ejemplo las siete enormes cabezas de mujer -más bien dicho, de chicas, de razas y expresiones diferentes-, cortadas en madera, una de las que reposa delicadamente en la viga de madera y que el artista ha llamado “Silence“, reflexionando sobre la memoria. La envuelven en una obra coral, más “Silences“, cabezas y rostros de ojos cerrados y puesto trascendente, en un espacio reconvertido en mágico con estas presencias. Y en homenaje a la feminidad que, según el artista “mantiene la unidad de la historia”, es su hilo conductor.

Cabe destacar también una instalación “Valence” que esta protagonizada por el enigma que crean 21 puertas de hierro colado cerradas en el perímetro de la sala, las cuales podemos reseguir una detrás de otra, puertas y más puertas, que nos interrogan o nos quieren llevar a los infiernos de Dante, mientras una botella, de la obra titulada “Dante’s dream” del 2003, intenta llenar obsesivamente un cubo sin alcanzar nunca el final de su tarea. Se comenta que el origen es la escena de un poeta que se duerme y tumba la botella que tiene encima de la mesa.

Antes, en salir de la impresión de la esfera, he pasado por el lado de una obra inmensa y también musical, la llamada Glückauf?, o sea Buena suerte en alemán, pero interrogativa. Podría decir que es como una inmensa cortina con letras metálicas, que va prácticamente del techo al suelo, y que contiene los 30 artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos del 1948, esta que no se cumple ni aquí ni casi en ningún sitio. Me niego a traspasarla como hacen algunas personas. Para mí, es como un mihrab, una estupa envuelta de incienso, una capilla. En cambio, soy capaz de tocar las letras, acariciarlas y hacerlas sonar. ¿Tal como si de campanas laicas se tratase? Quizás sí.

20181227_132842
Glückauf? – Jaume Plensa – Fotografía: Albert Claramont

Justo al lado, dos gongs enormes con sus mazas correspondientes. El vigilante se preocupa de que la gente no se quede tocando sin parar, porqué la vibración y el sonido de los dos gongs enfrentados llega a tener un punto adictivo. Tienen nombre, para confrontarlos o enfrentarlos: “Matter” y “Spirit“. Toda la sala vibra y todo el mundo se acerca, y después, en soledad y con los ojos cerrados o de dos en dos, todo el mundo toma las riendas de los instrumentos (?) y los hace sonar. Acarono con la maza un extremo del gong para cambiar el sonido y después golpeo el centro. Tiemblo todo y los ojos se cierran solos. Introspección.

En el espacio que separa el MACBA del CCCB hay instalados catorce de sus autoretratos abrazando un árbol. Tienen, como tatuados, los nombres en relieve de sus ríos y músicos favoritos. Es una salida pensada para la relajación, una especie de patio romántico, y los bancos son utilizados habitualmente para pensar y mirar.

Muy interesante es también la colección de 73 cajas de resina con nombres de artistas de toda la historia que han interesado a Plensa, entre los cuales hay nombres como Frida Kahlo, Man Ray, Miguel Ángel, Miró y el Bosco. “Es un autoretrato a través de los otros”, explica el artista.

Mi recomendación es que no se dejen perder la muestra que estará abierta hasta el 22 de abril. Y por otra, al artista, un imposible partiendo de sus propias palabras, cuando decía en una entrevista: “Todo lo tengo que tocar. Mis ojos son mis manos, mis dedos. A través de ellos percibo el mundo”: Jaume Plensa, sería imprescindible que algunas piezas, bajo control estricto, pudiesen ser tocadas, que esta fuese una muestra de arte táctil, para todos los públicos. Pienso en un hijo enlazado que tengo, que seguro disfrutaría mucho si pudiese añadir, a sus capacidades migradas, las otras capacidades que tiene para ver y aprender con los dedos.

¿Nos lo pensamos para otras muestras, museos y salas del país?

Albert Claramont

@albertclaramont

Imagen portada: The Heart of Trees’ (2007) – Jaume Plensa. Fotografía d’Albert Claramont.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s