Cafès de Patrimoni en Valls


English Català

El pasado 24 de octubre dos hechos hicieron que nos plantaramos ante el Convento del Carme de Valls un sábado por la mañana. Estos hechos fueron: la futura apertura del Museo Casteller en esta ciudad, un proyecto de gran envergadura tanto urbanística como museística, y la visita que los Cafés de Patrimoni organizaron.

Breves aclaraciones:

  • Museu Casteller de Valls: Propuesta para el futuro Museo Casteller de Catalunya, proyecto de puesta en valor del patrimonio immaterial casteller, la historia y evolución de esta tradición: http://www.valls.cat/museucasteller/
  • Cafès de patrimoni: Colectivo que realiza encuentros in situ de gestores del patrimonio, museólogos y otros profesionales vinculados con el mundo del patrimonio y la cultura, en diferentes espacios o museos para debatir y conocer de manera distendida proyectos, elementos, etc. de interés.

 

 

Antes que nada hicimos una visita guiada por la recién inaugurada, después de la restauración, Escuela Enxaneta de primaria, dentro del antiguo Convento del Carme. Además se celebraba la feria de Santa Úrsula, patrona de la ciudad, y se hacía dentro del Convento un ciclo de conferencias sobre el mundo casteller. Se trata de un edificio histórico en el que durante años sirvió para diferentes escuelas. Las interveciones que se han hecho han dejado a la vista elementos historicistas como por ejemplo dibujos medievales, arcos y crucerías de época, mezclándolo con elmentos modernos que conviven con los niños. No se tiene que olvidar que es una escuela y los niños corren y se ensucian, pero han conseguido mezclar modernidad y antigüedad para que los jóvenes puedan ver que estudian en un espacio patrimonial, dando valor en el edificio que antiguamente existía. Usabilitat junto con devolverle el valor patrimonial que tenía.

Después nos dirigimos a la Plaza del Blat (trigo), centro neurálgico de las fiestas castelleras donde, al lado, hay el solar donde se está construyendo el edificio del museo. Uno de los principales aspectos del proyecto es la renovación y regeneración urbanística del casco antiguo de Valls, que desde hace unas cuántas décadas ha ido despoblándose, moviéndose los habitantes a los barrios periféricos, creando un espacio de dejadez y abandono. El Ayuntamiento, pues, buscaba una solución. La respuesta vino con este museo, del cual ya hacía tiempo que se hablaba y había tenido varias ubicaciones a lo largo del tiempo en diferentes proyectos. Esta vez se quería crear un edificio completamente nuevo y moderno, con las últimas tecnologías y usado, a mi parecer, como ‘ornamento’ tal como expone Iñaki Esteban en su libro El efecto Guggenheim. Salvando mucho las distancias, sobre lo que Esteban reflexiona son los museos que, ellos mismos, acontecen ornamento para una ciudad o región; sirven como motor social y económico, reestructuran, modernizan y mejoran un espacio urbanístico, y crean un símbolo de ciudad que eleva ésta en un destino turístico importante [1]. Creo que este es el objetivo que busca el museo, aparte de servir como centro neurálgico del movimiento casteller y la puesta en valor de este patrimonio inmaterial tan nuestro.

valls_obres

También se han ido rehabilitando diferentes calles de esta zona, como por ejemplo la zona de la judería. A continuación volvemos al Convento del Carme para hacer la tertulia, el café de patrimonio propiamente, con Jordi Bertran, coordinador del proyecto del museo. Allí nos explica las directrices que han seguido para hacer el museo: subvenciones, la conceptualización a seguir; en este aspecto se pretende crear un museo de matiz nacional, puesto que quieren ser un punto de referencia dentro del mundo casteller, para conocer y adentrarse en esta tradición catalana. Hace poco, además, salieron las cinco empresas que harían la propuesta museográfica del museo. En este sentido hay un sector crítico, en el cual estamos de acuerdo en ciertos aspectos, que está en desacuerdo con esta fórmula, puesto que el llamamiento de ideas se hizo en base a la solvencia económica de las empresas que participaran, sin presentar ningún proyecto; de todas las presentadas se tenían que elegir las cinco con mayor solvencia, que serían las que propondrían los proyectos ejecutivos. Esto haría que algunas empresas pequeñas o acabadas de nacer no pudieran ni presentarse, dejando el mercado para los mismos de siempre. Bien es verdad que en una actividad de esta envergadura piden un trabajo de gran calidad, y esto es el que se busca a través de empresas de renombre o de una cierta experiencia.

Sin duda las propuestas que hacen Cafès de Patrimoni son una experiencia muy enriquecedora y doinde se crea debate y reflexión. ¡Nos hemos quedado con muchas ganas de ir al siguiente encuentro!

Guiomar Sánchez

[1] ESTEBAN, I. El efecto Guggenheim. Del espacio basura al ornamento, Anagrama, Barcelona, 2007

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s