Madrid en 48 horas


Català English

Madrid. Madrit. Madrí. Tercera ciudad europea más poblada por detrás de Berlín y Londres. Nos lo dice la Wikipedia, y como son unos cracks, me fio 🙂

Inauguramos esta nueva sección, de estilo más viajero, explicando qué hacer con 48h en París. Hoy queremos hacerlo con Madrid. Ciudad mil veces visitada por todos, suponemos; y es por eso por lo que queremos daros algunas propuestas y alternativas, para disfrutar de un Madrid algo más allá de lo común y exprimirlo al máximo. Nosotros elegimos el par de días de esta manera:

Día 1 – Museos y galerías

Llegamos al primer museo! El CentroCentro Cibeles de Cultura y Ciutadania 5Cs” o Palacio de Cibeles, centro de cultura contemporánea ubicado dentro del antiguo Palacio de las Comunicaciones, llamado así dado que en su nacimiento era la sede de Correos. Construido en los inicios del siglo XX, de estilo de inspiración neogótica y marcadamente modernista -especialmente en su interior, con decoración floral y fastuosa; trazando lo que sería una manera de hacer en el urbanismo madrileño de principios del XX.

AAAAAIMG_2626
Centro Cibeles. Fachada. Fotografía propia
A_ cibels_IMG_2631 copia
Centro Cibeles. Fotografía propia
feminis-arte
Exposición en el interior de Centro Cibeles. Fotografía propia

En él podemos ver la divertida contraposición entre lo moderno y lo antiguo, pasado y presente, arte y cultura contemporánea dentro de una estructura historicista. Además de exposiciones de todo tipo (en nuestro caso encontramos la muestra de PhotoEspaña y Feminis-Arte, una muestra de videoarte feminista, entre otros) el Palacio Cibeles ofrece ciclos de cine y otras actividades, siendo uno de los centros vivos de la cultura madrileña, sin tener que envidiar los tres grandes monstruos de la tríada cultureta“: Prado Reina Sofía Thyssen, que se encuentran en la misma avenida y que vienen de paso, pudiendo organizar toda una jornada en este mismo espacio. Llegando hasta la calle Moyano, un paseo con chiringuitos de libros de temáticas muy diversas; y aprovechando para comer el ya típico bocata de calamares del bar El brillante, que se encuentra justo al lado del Centro de Arte Reina Sofía.

  • ¡Por la tarde cambiamos de barrio: Malasaña!

Se trata de un barrio del centro madrileño de tipo artístico y alternativo y que, como ocurre en todas partes, está empezando a masificarse. Aún así continúa disfrutando del encanto de antaño. En él encontramos diferentes museos como el Museo de Historia de la Ciudad o el Museo del Romanticismo. Nosotros explicaremos el segundo. Ubicado en un palacete neoclásico de principios del XIX, consistía en la donación al Estado, durante los años veinte del siglo pasado, de colecciones de muebles, pinturas, esculturas y artes decorativas, en su mayoría, por parte de diferentes condes y marqueses, cerrándose al 2001 para reubicar y habilitar el espacio a modo de casa-museo y reabriéndolo 2009.

A_ romanticismo_ IMG_2656 copia
Museo del Romanticismo. Fotografía propia
romanticismo
Museo del Romanticismo. Fotografía propia

Actualmente encontramos lo que sería una casa señorial del 1800, con explicaciones y contextualización de utensilios, muebles y personajes ilustres que vamos encontrándonos por el recorrido.

La última parada de la tarde es para Espositivo, una pequeña galería de arte muy cerca de Gran Vía. Un espacio alternativo llevado por siete jóvenes fotógrafos, que realizan exposiciones y otras actividades. Justamente esos días hacían una muestra de fotografía sobre el Madrid underground, un recorrido por la ciudad más canalla y punk a partir de colaboraciones que habían sido enviadas al equipo. Podéis ver algunas aquí.

Día 2 – mercados y librerías

El segundo díacomienza con el Rastro. Uno de los mercados más antiguos de España y el más emblemático de la ciudad. Abre domingos y festivos, y se especializa sobretodo en mobiliario antiguo, libros de segunda mano y elementos de coleccionismo de lo más curiosos, además de la parte de mercadillo corriente, de ropa y frutas. Se encuentra en el barrio de la Latina, concretamente en unas calles en las que había curtidurías, muy cerca del antiguo matadero, teniendo, éstos, que traer las piezas de cuero del matadero a sus talleres, dejando un rastro (¡rastro!) en las calles. De aquí viene, dicen, el nombre del mercado.

Muy cerca encontramos el barrio de Lavapiés, conocido también por su carácter castizo, de barrio popular que se ejemplifica en las novelas de Pérez Galdós, el Madrid folklórico, las majas y ese aire de picaresca. Poco a poco fue conviertiéndose en un barrio de gente joven (a partir de los 70) con un fuerte movimiento social y vecinal.¹

Nos dirigimos, ahora, al centro sociocultural autogestionado Tabacalera, en una antigua fábrica de tabaco. Mercaditos de productos ecológicos, talleres, exposiciones, ciclos de cine… nosotros visitamos una exposición en la que vimos, entre otras, obras de Eugenio Merino, Christo y Ernesto Neto, en una nave habilitada más cercana a un alamacén de una fábrica que a un museo; un diálogo entre obras, piezas y espacio.

La siguiente parada es el mercado municipal de san Fernando, Lavapiés. Un mercado de barrio donde, entre peces y embutidos, se encuentra una paradita muy curiosa: La casquería. Se venden libros, libros al peso.Todo el barrio, hasta la plaza de Tirso de Molina, está llena de librerías con encanto, café-librerías, de segunda mano, de temática específica (historia, política…) etc. Todo un conjunto literario que convierten la zona en un punto indispensable para los amantes de la lectura.

El final del recorrido nos lleva un poco más allá, al barrio de Legazpi, ladeando el río Manzanares. Hablamos del  Matadero – Centro de Creación Contemporania; se trata de un centro de arte, creación e investigación en el que se hacen exposiciones, talleres, cine, etc. con salas de estudio, bibliotecas, dos cafeterías, teatro y hasta conciertos. Todo un gigante cultural que reflexiona alrededor de la cultura contemporánea, ubicado dentro del edificio del antiguo matadero de principios del siglo XX, de estilo modernista, consistente en 48 edificios y 165.415 metros cuadrados², ejemplo de rehabilitación y reaprovechamiento de un edificio industrial para darle un segundo uso, una segunda vida.

Nosotros esogimos espacios museísticos y librerías, principalmente. Aún así una gran ciudad como ésta siempre tiene mil y un sitios para visitar, de manera que esperamos almenos haber podido animaros a hacer vuestras propias 48 horas en Madrid.

Texto y fotografías: Guiomar Sánchez Pallarès
Fotografía de portada: Puerta de Alcalá

¹ Wikipedia: Veksler, Bernardo (2004). Lavapiés: Pasado presente y futuro de un barrio cosmopolita (Primera edición). Madrid: Vision-Net. pp. 68–72. ISBN 84-9770-993-4.
² Matadero, web: http://www.mataderomadrid.org/historia.html

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s