G7 – La cumbre alternativa


Había una vez un castillo llamado Elmau en medio de los Alpes alemanes, a pocos kilómetros de la frontera con Austria.

Nadie había antes oído hablar de él hasta que un día empezó a rumorearse que los siete elegidos (antes ocho) habían decidido encontrarse en ese recóndito lugar para debatir como resolver los problemas de la humanidad y conseguir que la gente fuera plenamente feliz.

Para representar la diversidad del planeta, los siete elegidos estaban formados por un macho negro, un macho amarillo, cuatro machos blancos y una hembra. La anfitriona del encuentro era la hembra dado que el castillo estaba dentro de sus territorios y consecuentemente era ella quien se encargaba de todos los preparativos para dar la bienvenida a los invitados.

imatge2
Los siete elegidos. Font: http://www.tagespiel.de

Semanas e incluso meses antes de que llegara el gran día, todos los miembros de la guardia personal de la hembra empezaron con los preparativos, movilizándose de norte a sur a lo largo de todo el país para así poder proteger eficientemente a los invitados.

Y quizás os preguntareis de quien o qué debían protegerse los siete elegidos si lo único que pretendían era hacer un mundo mejor y ayudar los pobres. Desafortunadamente como todo héroe de cuento, los siete tenían un enemigo que en los últimos años había crecido en tamaño y poder y que ahora amenazaba la paz y la tranquilidad del encuentro: el monstruo de las hormigas.

El monstruo de las hormigas como bien indica su nombre, era una bestia formada por millones y millones de hormiguitas que se ayudaban mutuamente y se coordinaban para crear una silueta gigantesca que con la fuerza de todas, se transformaba en un sujeto autónomo e independiente.

Los siete elegidos tenían miedo del monstruo de las hormigas ya que, aunque habían intentado distraer las hormiguitas con medios de comunicación hipnóticos y otras estrategias, en los últimos años más y más hormiguitas habían despertado de su alienación y habían decidido que la única forma de decidir su futuro y el de su planeta era trabajar conjuntamente respetando la integridad de cada individuo. Este hecho inquietaba al grupo de los siete porqué veían que si el monstruo de las hormigas les quitaba el poder de decisión ellos dejarían de ser los elegidos y pasarían a ser individuos más de la multitud, perderían sus influencias y ya no podrían seguir acumulando riqueza sin límite a costa del esfuerzo alieno.

imatge3
Inauguración de la cumbre alternativa del G7. Fuente: http://www.jungewelt.de

Para protestar en contra de la reunión del grupo de los siete (G7) el monstruo de las hormigas decidió organizar una reunión alternativa abierta al público, donde se debatirían los mismos temas que se tenía previsto tratar en la cumbre de los elegidos.

A tal efecto, cuatro días antes del día D, en una antigua fábrica de la ciudad de Múnich, a unos cien kilómetros del castillo, se inauguró la cumbre internacional de las alternativas con una charla de la profesora Jayati Ghosh, de la Universidad Jawaharlal Nehru (Nova Delhi, India), con título: La política del G7, las crisis globales actuales y posibles alternativas.

Hubo también tiempo para un podium de discusión sobre los comportamientos del poder global (régimen del libre mercado y la periodicidad de los conflictos armados) con el conocido sociólogo suizo Jean Ziegler, el economista alemán Conrad Schuler, el profesor de ciencias políticas de origen turco Sinan Birdal y la activista colombiana Liliana Uribe.

imatge4
Podium de discusión sobre el comportamiento del poder global. De izquierda a derecha: Sinan Birdal, Jean Ziegler, la moderadora del diari FAZ Ulrike Herrman, Liliana Uribe y Conrad Schuler. Fuente: http://www.jungewelt.de

En un ambiente tranquilo y relajado todos los asistentes pudieron dirigir sus preguntas a los conferenciantes y seguidamente informarse mejor de los diferentes grupos y asociaciones que luchan por una forma diferente de hacer política tan a nivel nacional como internacional (había diversos puntos de información dentro y fuera de la antigua fabrica).

El día siguiente a la inauguración de la cumbre alternativa estaban previstos diversos workshops sobre temas de interés actual: cambio climático, TTIP, guerras y militarización, política sanitaria global, poder de las corporaciones, refugiados y exiliados políticos, política energética global, mares y océanos como últimas colonias, política de austeridad centrada en el ejemplo de Grecia, mercados financieros y deuda pública. Todas las conferencias estaban repartidas entre diferentes espacios públicos de la capital bávara y espaciados temporalmente en dos turnos des de las 11:30 hasta las 16:00.

Ese mismo día, a las 14:00 hora local se daba el disparo de salida a la manifestación oficial en contra de la cumbre del G7 en Munich. Entre 35.000 y 40.000 hormiguitas salieron, custodiadas por un ejército de policías equipados hasta los dientes, a recorrer la antigua muralla de la ciudad bajo un sol magnífico y en un ambiente festivo, para pedir entre otras cosas, más transparencia y democracia.

imatge5
Manifestación en contra de la cumbre del G7 en Múnich (4 de Junio de 2015) Fuente: http://www.stol.it

Damas y caballeros, ya va siendo hora que se empiece a entender que las hormiguitas han crecido y han madurado y ya no quieren que siete elegidos decidan como repartirse el pastel global en un castillo de cuento de hadas.

Rosa Mª Torrademé
rtorrato7@gmail.com

Más info:

Otros artículos de Rosa Mª

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s