Arte y cultura en circulación: políticas públicas y gestión de lo común


Cortamos por un momento el transcurso natural de nuestros artículos para advertiros que Guiomar Sánchez, miembro del equipo del Cultius, se ha apuntado a un curso online, masivo, abierto y gratuito que organizan Ártica, Creative Commons Argentina, Creative Commons Uruguay, Fundación Vía Libre y Creative Commons Paraguay. Este curso, ‘Arte y cultura en circulación: políticas públicas y gestión de lo común’ llega a su tercera edición cuestionando y aprendiendo sobre las políticas en cuanto a las libertades culturales, derechos de autor,  creaciones masivas, etc. y con el que, a través de diversos temas dados por la organización, escribirá las tareas y reflexiones consecuentes en este blog. Se trata de un curso completamente abierto donde todavía podéis inscribiros e incluso seguirlo vía Twitter con el hashtag #encirc14.

Tema 1. ¿Qué es la cultura libre?

En esta primera parte del curso se explica qué viene a ser la cultura libre en un mundo tan abierto, globalizado y marcadamente enganchado a internet y las nuevas tecnologías, y como eso repercute en una mayor difusión de la cultura, pero también crea conflictos en cuanto a la propiedad intelectual y el copyright. La primera tarea que se ha planteado ha sido, pues, pensar en una anécdota, historia o noticia en la que la libertad cultural, el derecho a la participación cultural, se vea afectada o perjudicada por la propiedad intelectual.
Lo que primero me vino a la mente fue lo típico de descargarse películas y música, siempre bajo protecciones de leyes y permisos de copyrights de artistas, pero eso ya nos lo imaginamos todos al primer segundo de hablar de este tema. Así que el otro día, hablando con compañeros sobre ésto nos vino a la mente, precisamente, uno de los primeros artículos que publicamos aquí en el blog, en el que se reflexionaba a raíz de un incidente que hubo en junio de 2013 en un barrio periférico de Londres: desapareció un grafiti de Banksy. Eso me lleva a hablar de los derechos de autor del street art. ¿La obra pertenecería a Banksy? ¿Al edificio? ¿Al estado? 

Slave Labour (2012) Banksy


No se trata sólo de eso,  resultó que alguien lo había arrancado y vendido a la casa de subastas Fine Arts Auction Miami ¡para subastarlo! Al final y gracias a las protestas ciudadanas la obra volvió a su sitio original. De ello podemos reflexionar acerca de hasta dónde llega la propiedad intelectual y el derecho de autor. En este caso no se trata, quizá, de un impedimiento del goce de la libertad cultural debido a una propiedad intelectual o copyright -de hecho ya sabemos que Banksy, así como otros street artistas, generan obras en muros y mobiliario urbano sin que ellos pidan propiedad comercial o intelectual alguna-. El problema aquí fue la falta de ella. Al no haber ningún tipo de legislación que diga que lo que pinta Banksy pertenece a aquella o aquél, hizo que la FAAM quisieran comercializar con ello sin ningún tipo de permiso; se agenciaron ellos mismos la patente de la obra. De esta manera se privó a los londinenses del disfrute del grafiti por un copyright o propiedad privada inventada o conseguida sin consentimiento alguno.

Guiomar Sánchez Pallarès

Os dejo la noticia de la BBC: http://www.bbc.com/news/uk-england-london-22741911


Anuncis

4 pensaments sobre “Arte y cultura en circulación: políticas públicas y gestión de lo común

  1. Un caso súper interesante! No es fácil de comentar… intentaré hacerlo.

    En primer lugar, tu punto de vista me parece muy adecuado a la consigna del curso, al hacer el ejercicio de ponerse a pensar primero en el derecho ciudadano de acceso a la cultura y en la idea de que la cultura es para el disfrute común. El arte urbano, tanto el tradicional, como los monumentos y obras arquitectónicas, como estas nuevas manifestaciones del streetart, están embebidos del derecho de las personas a vivenciar y usar el espacio público. Desde apreciar, a tomar fotos, a realizar acciones para la conservación, son cosas que los ciudadanos deberían poder hacer para garantizar el disfrute cultural en el espacio público.

    La situación que relatas atenta contra esos derechos. Al querer subastar la obra, solamente porque es valiosa, poniendo esto por encima del disfrute abierto y gratuito de los ciudadanos, se está limitando el derecho a la cultura de estos de una forma totalmente injustificada.

    En este caso, el vendedor de la obra no pretendió valerse de la propiedad intelectual, sino que directamente sustrajo el original de su lugar de emplazamiento, sin permiso alguno del autor, de los vecinos o tan siquiera de los dueños del inmueble en que estaba (si es que era privado).

    En cuanto al tema de los derechos de los artistas de streetart a la integridad de sus obras, estos sin dudas chocan muchas veces con los derechos de propiedad de los inmuebles donde las fijan. En cada país hay distintas perspectivas y soluciones. A veces también las leyes de protección del patrimonio también cuentan.

    En fin, no sabría dar una opinión del todo certera, pero me pareció muy interesante el planteo para la discusión.

    M'agrada

  2. Hola. Estoy en el curso también, he dado algunas leídas a diversas tareas (yo todavía no logro hacer la mía), y me pareció super interesante lo que escribiste; sobre todo en el abordar el espacio público y la obra de arte desde ahí.
    Me hace reflexionar sobre los no-derechos de autor. La cantidad de cosas que no tienen derechos de autor porque pertenecen a la cultura popular/urbana y lo fácil que es entonces, en estos tiempos de patentes, generar derechos de autor sobre obras que son de “dominio popular”.

    Gracias por tu post! Me ha inspirado a trabajar en mi tarea.

    M'agrada

  3. Muchas gracias por tu comentario, muy agradecida de poderte inspirar jejej. La verdad es que se nos ocurrió este tema con unas amigas pensando en que precisamente uno de los problemas del copyright es la falta de ello en algunos espacios!
    Con ganas de leer la tuya! 😀

    M'agrada

  4. Muchas gracias por el comentario! Precisamente el street art plantea problemáticas por su propia naturaleza; hay muchos países donde es algo completamente nuevo con el que no saben cómo lidiar ni hasta qué punto ciertos elementos son arte o simplemente gamberrismo.

    M'agrada

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s