East Side Story o la contraofensiva a la homofobia


Una pequeña sala del Muzej Suveremene Umjetnosti Zagreb (Museo de Arte Contemporáneo), nos muestra una pequeña, o no tan pequeña, realidad. La de la homofobia en los Balcanes. Se trata de la obra de Igor Grubic, East Side Story.

Instal·lació East Side Story d'Igor Grubic al Museu d'Art Contemporani de Zagreb
Instal·lació East Side Story d’Igor Grubic al Museu d’Art Contemporani de Zagreb
A la derecha, unas coreografías ponen aún más tensión a la realidad que se puede seguir por la pantalla izquierda. Allí, se intercalan imágenes de dos manifestaciones, una en Belgrado (Serbia) y otra de la misma Zagreb (Croacia). Las manifestaciones reivindicaban la visibilidad de la homosexualidad, pero en ambos casos se encontraron con la violencia, física y verbal, de grupos de extrema derecha organizados, donde se añadieron varios transeúntes, quizás no de forma espontánea, en tanto que llevaban sobre sí mismos, unos prejuicios instalados en sus cerebros. El ultra nacionalismo llevó a crear un imaginario muy concreto de cuál era la esencia de las etnias que permitieron la masacre entre ellas y la destrucción de Yugoslavia; y entre otros muchos elementos, había el tipo de familia, basado en religiones, teóricamente, diferentes, pero que llevaban sobre sí mismas, las mismas conclusiones.
Notícia poblicada al bloc LGTB+ "dosmanzanas"
Notícia poblicada al bloc LGTB+ “dosmanzanas”

Estamos hablando de no todavía cuatro años. De hecho, hasta el pasado septiembre, no se recuperó una manifestación similar en Belgrado, a pesar de la prohibición de la misma, bajo la excusa gubernativa, que no se podía garantizar la seguridad. Y que por tanto, cedía toda la soberanía a los grupos ultra conservadores, que exigían, precisamente, que no se celebrara, a pesar de la poca presencia, real o teórica, de los mismos, tanto a nivel social, civil o político.

MAC.Exterior

La grandeza de la obra, recae, aparte de que esté expuesta en una de las ciudades protagonistas de los actos homófobos, en la interpretación de los cuatro bailarines y bailarinas, que en el mismo escenario donde se produjeron los hechos, presentaron su propia visión, y como a través de la danza se puede representar, incluso, la manipulación o el autoengaño. Pero al mismo tiempo, nos expone, en los mismos escenarios, escenas de paz y reconciliación, mediante una danza alejada de la violencia.

La homofobia es una patología que está presente en muchas culturas, países y tradiciones. Pero que hay que poner remedio. Y obras como estas, seguro, que no dejan indiferente a ningún usuaria o usuario del Museo, ya que esta es la intención de Igor Grubic. Una cosa es lo que nos han enseñado hasta el momento, de cómo nos han educado, de qué manera los medios de comunicación nos maquillan unos hechos, de cómo las ideologías pueden llegar a utilizar una condición sexual para unificar, sus, frente un enemigo inventado. Y otra, la realidad de las personas, y de cómo sus actos sexuales, de con quien comparten o dejan de compartir sus orgasmos, siempre que sean consentidos, obviamente, no representan ninguna amenaza para nadie.

Podéis visualizar el vídeo completo aquí

Pàgina Web del Museo de Arte Moderno de Zagreb

Información de la Obra East Side Story

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s