El dolor de la nostalgia


El Museo de la Resistencia o el Museo del Ejército de Liberación Popular Saharaui se encuentra en el campamento de refugiados de Rabuni, el espacio donde se encuentran la mayoría de los edificios administrativos de la República Árabe Saharaui Democrática. Aunque estos campamentos se encuentran en territorios de Argelia, concretamente en la provincia de Tinduf, muy cerca de la frontera con los territorios liberados, se encuentran bajo jurisdicción de las fuerzas del Frente Polisario.

Exterior del museu i restes del material bèl·lic requisat el Marroc
Exterior del museo y restos de material bélico requisado a Marruecos

El Museo, pues, es una herramienta más del gobierno popular, para crear conciencia, pero sobre todo para que sus y sus jóvenes, y los visitantes, no olviden los motivos que les han llevado a la situación actual que se encuentran, aislados en medio del desierto por un mal proceso de descolonización, por parte de España; un aprovechamiento para ocupar, ilegalmente y bajo el sueño del Gran Marruecos y la praxis expoliadora, por parte del reino marroquí; y por una comunidad internacional que ha sido incapaz de imponer la legalidad.

La situación de los campamentos se basa, sobre todo, en la repartición que hace el Frente Polisario de los recursos que reciben, principalmente, de la Cooperación Internacional (la que bajo la excusa de la crisis está cayendo a mínimos muy preocupantes para la supervivencia de la población ), ya que su situación allí es provisional, y la meta es poder volver a los territorios ocupados, con la mayor brevedad posible, y con el compromiso de hacer un referéndum de autodeterminación. Por lo tanto no hay, prácticamente, estructuras económicas propias, fruto de la misma provisionalidad.

Interior del museu: sala sobre la historia del Frente Polisario
Interior del museu: sala sobre la historia del Frente Polisario

El Museo lo controla el ejército saharaui, pero no os asustéis, no encontrará grandes coroneles hoscos armados hasta los dientes, el ejército no deja de ser una especie de policía nacional precaria que no puede hacer frente, por completo, a un ejército profesional como es el marroquí. Además del relato histórico, con presencia de documentación muy interesante sobre la creación del Frente Polisario, también se encuentran recogidas las principales metas militares saharauis; las que son propias de guerrillas, a fin de desestabilizar, por eso muestran con orgullo el material requisado en el ejército marroquí. Aunque también nos da la bienvenida un mural pictórico con tres héroes y tres etapas históricas, de un artista local, por lo tanto, el arte, también tiene su papel.

Pintura con Uali Mustafa Sayed en el centro
Pintura con Uali Mustafa Sayed en el centro

Pero si algo es especialmente interesante es la de cómo recogen y denuncian el Muro marroquí. Seguramente todas y todos conocemos muros vergonzosos como los de Palestina, Ceuta y Melilla o el del sur de EEUU. Pero poco sabemos del Muro que aísla los territorios ocupados y sus principales fuentes naturales de los territorios liberados del desierto sahariano. De cómo este Muro ha sido pagado, seguramente, con dinero de la UE y otros organismos, con la excusa de que Marruecos controle la inmigración subsahariana, porque seamos realistas, el ejército saharaui no sería una amenaza tan grande como para destinar un millón de dólares diarios para su construcción y mantenimiento (ejército desplazado e instalación de millones de minas que siguen hoy en día activas en toda la longitud del mismo).

Maqueta del muro
Maqueta del muro

Maqueta del muro

Crear conciencia y denunciar, son los principales objetivos del museo, sin embargo, que no deja de recoger el espíritu optimista y de acogida que caracteriza la sociedad saharaui. Así la presencia de algunas obras de arte, el relato museográfico y historiográfico actualizado, la presencia de pequeños árboles que sobreviven en medio del desierto, hacen, que aparte de ser un Museo militar, recoja el romanticismo de un pueblo que lleva casi cuarenta años resistiendo, exigiendo, actualmente pacíficamente, sus derechos.

Título extraído de la canción saharauí “Una Estrella Polisaria”.

Imágenes cedidas por el Consejo de la Juventud de España

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s